Translate

domingo, 19 de enero de 2014

El undécimo mandamiento.


Me equivoque. Me equivoque, deseando que al dejar el camino libre, las personas actuarían dándose amor y protección. Para eso les di  solo unas fáciles instrucciones… Era sencillo.

Tengo en mi conciencia, el haberles abandonado.

Pasé por alto, que mitificándome, falsearan mi condición y dijeran que soy hombre… Para eso les otorgué el Libre Albedrío… ¡Me resulta tan gracioso!. ¿Cómo pudieron pensar, que su madre creadora era un hombre? … 

Pasé por alto, que guerrearan en mi nombre. Pensé que era la forma en la que arreglaban sus diferencias…Pero las cosas no mejoraron  y a lo largo de los siglos el daño cada vez es mayor… Ahora pelean por cosas sin ningún sentido. Pelean incluso por cosas inexistentes… Solo el exterminio por la destrucción…

Los gobiernos adoran a Los Mercados, al Dinero, al Poder; Dan de lado a sus conciudadanos, retirando la protección, el cuidado y la calidad de vida… Les contemplan desde sus tronos dorados, engordando día a día, considerándoles solo números, solo cifras…

El crimen no quedara sin castigo. Solo una madre amante sabe, lo doloroso que resulta, comprender que a sus hijos, solo se les puede enderezar con un pungente correctivo…

Este será el más importante mensaje. El ultimo. Este será el único y en el que irá implícito el castigo…


"Tod@s aquell@s, que con sus actos, palabras o pensamientos, causen dolor, ignominia, degradación, deshonra y sufrimiento, tanto físico como moral a sus semejantes, el Destino les llevara a  ser, el objeto de dicho desprecio, convirtiéndose en el sujeto y pasando por el castigo, hasta que comprendan el mal que han causado y pidan disculpas uno a uno a los perjudicados por sus actos.” 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada